Todo es convertible en NTFs o en Semi-Fungible Token sin embargo debes tener cuidado y jamás usar contenido portegido con derechos de autor, marcas registradas o cualquier propiedad de terceros. Una vez se ha convertido algo en NFT y ha sido vendido, aquello vivirá por siempre en la red descentralizada, con lo cual puedes meterte en problemas legales si usas contenido de terceros y lo monetizas.

Las leyes y normas de copyright funcionan diferente dependiendo del país donde te encuentres, por eso es conveniente antes consultar la legislación aplicable en tu región antes de publicar obras que puedan ser objeto de controversia y no olvides tener presente registrar las obras que sean susceptibles de ser registradas antes de hacerlas públicas. Existen marketplaces que permiten hacer sesión de los derechos de autor de las obras que publicas, con lo cual es bueno que te preguntes a ti mismo que tipo de derechos estarás cediendo al poner en venta tu obra y lo declares explícitamente para cuidar o ceder tu propiedad intelectual si así lo consideras conveniente.